Arequipa

Majes Siguas: Más de 20 mil habitantes serían afectados ante un colapso de canales

Más de 20 mil habitantes y 23 mil hectáreas de hortalizas y frutales serían afectados ante un colapso de túneles y canales del Proyecto Majes Siguas, advirtió el representante de la Junta de Usuarios de Pampa de Majes, Fernando Olazabal.

Al menos 3 zonas de las 10 identificadas como deterioradas, en los cerca de 110 kilómetros, podrían afectar la actividad agropecuaria de la región. El proyecto que abarca las provincias de Arequipa, Caylloma y Camaná, no recibió el mantenimiento adecuado en los últimos años. Majes, Santa Isabel de Siguas, San Juan de Siguas, Santa Rita de Siguas, son las zonas en riesgo.

Propietarios individuales de terrenos agrícolas son los principales afectados por el deterioro de la infraestructura hídrica. La posible disrupción de los sistemas de riego no sólo impactaría a estas comunidades directamente, sino que tendría repercusiones a nivel regional y nacional.

La precaria situación de los túneles y canales del proyecto de irrigación, con más de 40 años de antigüedad, pone en riesgo la estabilidad de sus operaciones. La pérdida de esta infraestructura crítica significa un golpe devastador para las familias que dependen de la agricultura y la ganadería.

La crisis hídrica no se limitaría a los distritos mencionados. La margen derecha del Valle del Colca también se vería afectada, lo que complicaría aún más el panorama agrícola y socioeconómico de la región. Además, una disminución en la producción agrícola tendría efectos dominó, afectando la economía de la Macro Región Sur del Perú, que ya experimentaron una caída en la siembra para la campaña 2023-2024, especialmente en la costa sur (Ica, Arequipa y Moquegua), donde se registró una disminución del 10% según el Instituto Peruano de Economía

Afectación de Agricultores

Más de 20 mil agricultores serían gravemente perjudicados, perdiendo acceso al agua para riego y enfrentando serias dificultades económicas. Hasta 23 mil hectáreas de cultivos en la jurisdicción serían afectadas, incluyendo habas, papas, cebada, trigo, alfalfa y otros productos agrícolas. Asimismo, el colapso del canal resultaría en la interrupción inmediata de la dotación de agua para riego, lo que podría llevar a la pérdida total de las cosechas y afectar la producción agrícola en la región.

Los agricultores enfrentarían significativas pérdidas económicas debido a la destrucción de sus cultivos y la falta de acceso al agua para riego. Según datos del Gobierno Regional de Arequipa y diversos informes económicos, Majes Siguas I produce aproximadamente entre $150 y $200 millones en exportaciones agrícolas anuales.

La falta de agua y el daño a los cultivos podrían provocar un aumento en el desempleo en la región, ya que la agricultura es una fuente principal de empleo en la zona, siendo 70 mil puestos de trabajo indirectos los que dependen de Majes Siguas.

Otra de las consecuencias recaería en la falta de agua, que podría llevar a la erosión del suelo, afectando la fertilidad y la capacidad productiva de la tierra. La interrupción del líquido podría afectar los ecosistemas locales, además de la ganadería local. La continuidad de la segunda etapa del proyecto Majes Siguas se vería comprometida, retrasando el desarrollo y las mejoras planificadas para la región.

El presidente de la Junta de Usuarios de la Pampa de Majes, Fernando Olazábal Telles, declaró lo siguiente: “El Gobernador está actuando, pero se ve atado por el presupuesto” y pidió a los consejeros que consideren las declaraciones del Gobernador Regional.

El estancamiento entre la empresa responsable de su construcción, Cobra Infraestructuras Hidráulicas, y el Gobierno Regional de Arequipa, encargado de su administración, se ha mantenido a pesar de un proceso de arbitraje en curso para resolver la rescisión del contrato entre ambas partes.

De la misma manera, el presidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (SADA), Adolfo de Córdoba, afirmó que con cada conferencia de prensa que se lleva a cabo respecto a la entrega del proyecto, “se busca incentivar al Consejo Regional para que tome una decisión, pero de una vez. Invocamos al Consejo Regional que técnicamente vea este tema lo que necesitamos es solucionar de forma integral”, declaró.

Ante esta situación, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) ha propuesto al Gobierno Regional de Arequipa asumir la ejecución de la obra con el objetivo de destrabar el proyecto. La estrategia planteada por el Midagri consiste en volver a licitar el proyecto bajo la modalidad de Gobierno a Gobierno (G2G), que resulta ser una herramienta colaborativa, lo que podría facilitar la reactivación de la obra y asegurar su avance.

Sin embargo, esta propuesta se encuentra aún en fase de negociación y sus detalles no han sido plenamente definidos, lo que genera incertidumbre sobre su viabilidad y los pasos concretos a seguir. Mediante este convenio, el Gobierno Central asume el programa de la puesta a punto. No obstante, Autodema continuará con las labores de custodia, operación y mantenimiento de las obras existentes, así como con las labores de saneamiento físico y legales de las áreas comprometidas para la ejecución del proyecto.

La incertidumbre en torno a esta transferencia ha causado inquietud en la provincia de Caylloma y sus distritos, que son directamente afectados por el proyecto Majes Siguas II. Los habitantes de estas áreas temen que, con el cambio de responsabilidad hacia Midagri, los compromisos de resarcimiento asumidos hasta el momento por el Gobierno Regional queden sin cumplir. La falta de claridad en los términos de la transferencia y las futuras responsabilidades preocupa a la comunidad, que depende de la ejecución de este proyecto para su desarrollo económico y social.

Cuando se le preguntó al Gobernador Rohel Sánchez si el retraso en la transferencia del proyecto Integral Majes I y II era culpa del Consejo Regional, respondió: “Les corresponde a ellos dar la respuesta pertinente. Nosotros, en sí, solicitamos que se acelere la evaluación pertinente y, de una vez por todas, se dé este acuerdo”, destacando así el peligro que significaría para la población si llegara a ocurrir un sismo en los puntos críticos.

Ante esta situación, es imperativo que las autoridades regionales y nacionales actúen con urgencia para resolver las disputas y asegurar la rehabilitación del proyecto. La propuesta del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego de asumir la ejecución bajo la modalidad de Gobierno a Gobierno ofrece una esperanza, pero requiere un compromiso firme y decisiones claras para avanzar. La continuidad del proyecto Majes Siguas es vital para la estabilidad económica y social de la región, y la pronta acción es crucial para prevenir una crisis mayor que afectaría no solo a las comunidades locales, sino también a la economía nacional.

Etiquetas